1969 Inauguración de la Catedral Nueva de Vitoria

El 24 de septiembre de 1969, fiesta de Nuestra Señora de las Mercedes, el Cardenal Legado Dell´Acqua, acompañado de los arzobispos de Burgos y Zaragoza, y los obispos de Vitoria, Calahorra, San Sebastián, Jaca, Santander, auxiliar de Bilbao, Córdoba, Almería, auxiliar de Tudela…, consagraban la Catedral con el título de María Inmaculada, Madre de la Iglesia”. Esta advocación era fruto de la doctrina del Concilio Vaticano II sobre la Virgen María.

 

 

Asistirá al acto el general Franco y su esposa, con casi todo el gobierno, en los momentos de preparación del proceso de Burgos, lo cual hizo que la ceremonia no fuera bien aceptada por todos.

 

 

Faltaba por realizar el pórtico, torres y fachada principal. Para ello se estudió la construcción de dos grandes torres gemelas, chatas al estilo de Nôtre Dame de París. Se calculaba un coste muy elevado, por lo que, para 1973, se concluyó el pórtico en su estado actual cubriéndolo con una gran terraza.

 

Año 1969

Recorremos el exterior de la catedral comenzando por su fachada principal. El espectador advierte que se encuentra mutilada de torres y cimborrio por lo cual su observación no encuentra el elemento de reposo que estimule su interés. La fachada nos presenta un alto frente, abierto en su parte inferior por un pórtico de tres grandes arcos y en la superior por una gran rosetón situado sobre la terraza.

 

Año 1973

 

La fachada Norte se contempla desde la calle Magdalena. Del pórtico a la puerta norte hay cinco grandes ventanales cuyos entrepaños están adornados con orlas vegetales que cobijan diversa ornamentación. Sobre éstos corren frisos de mármol blanco que están ornamentados por rosas y amapolas, laureles, dragones…Las gárgolas de los aleros fueron talladas por Manuel y Aurelio Rivas.

El ábside es una de las obras más acabadas de la Catedral. Exteriormente la girola está dividida en siete capillas con tres paños de pared cada una y coronada por gables que terminan en grandes florones cruciformes. La decoración de ventanales, frisos, gárgolas y otros motivos ornamentales es muy rica, haciendo referencias alegóricas contantes a los aspectos lúgubres de la vida.

 

 

La fachada Sur está orientada hacia el Parque de la La Florida y es simétrica a la Norte. De la simbología ornamental de las tallas cabe resaltar aspectos curiosos: en el friso de la derecha se han representado escenas propias del taller de escultura con la caricatura de los artistas que trabajaban y en las gárgolas se hace alusión a los soldados de la guerra civil.

Fotos: Archivo Diocesano
Información: Vitoria-Gasteiz “Historia Gráfica”
A %d blogueros les gusta esto: