Conoce dónde puede ir suelto o atado tu perro en Vitoria-Gasteiz

 

Con carácter general, tal y como establece la Ordenanza Municipal Reguladora de la Protección y Tenencia de Animaleslos perros deben estar controlados y sujetos mediante cadena, correa u otro sistema adecuado, de una longitud máxima de dos metros, en vías, parques y espacios públicos urbanos.

No obstante, esta ordenanza establece, en su artículo 11, que, mediante decreto se establecerán las zonas acotadas de la ciudad en las que los perros no clasificados como potencialmente peligrosos podrán estar sueltos. Así, mediante Decreto de Alcaldía del 9 de octubre de 2017, se establece que “los perros, salvo los potencialmente peligrosos que deberán ir atados siempre, podrán estar sueltos únicamente en las zonas verdes”, con algunas excepciones en entornos verdes muy transitados. Estas zonas verdes donde todos los perros deben ir atados son:

  • Parque de la Catedral.
  • Zonas ajardinadas del Campus de la Universidad (salvo los jardines María de Maeztu).
  • Parque del Prado.
  • Parque de La Florida (incluido el Jardín Secreto del Agua).
  • Aquellas zonas incluidas en la Red Natura 2000: Salburua, Zadorra, Robledales Isla de la Llanada alavesa y Montes Altos de Vitoria.

Asimismo, los perros “no podrán estar sueltos durante la celebración de diferentes festividades y eventos en las zonas verdes permitidas“, por su propio bienestar. Del mismo modo, en el Anillo Verde (Salburua, Zabalgana, Olárizu, Armentia y Zadorra), debido a la interferencia con las especies salvajes, los perros deberán ir atados excepto en las zonas específicamente señalizadas que se recogen en el plano adjunto.

Según la Ordenanza Municipal, la permanencia de animales sueltos en zonas no acotadas especialmente para este fin es constitutiva de una infracción leve, que conlleva una sanción de hasta 750 €.

Otras consideraciones

can

Cuando vayan sueltos en las zonas permitidas para ello, las personas propietarias de esas mascotas estarán siempre obligadas a mantener el control sobre los animales, manteniéndolos a la vista y a una distancia que permita su intervención para evitar posibles molestias o daños a los demás.

De la misma forma, queda terminantemente prohibido el acceso de los animales a las fuentes de agua potable situadas en la vía pública y la presencia de animales en las zonas de juego infantil, tales como columpios, toboganes y demás atracciones para niños y niñas.

Por su parte, en los entornos no urbanos de la zona rural del municipio, los perros, excepto los calificados como perros potencialmente peligrosos, podrán estar sueltos, preferentemente en pistas y caminos rurales, respetando las zonas cultivadas, siempre y cuando vayan controlados, no exista señalización en contrario y así lo permita la regulación sectorial aplicable (caza, zonas de protección, reserva de fauna, etc.).

A %d blogueros les gusta esto: